En la medida que se ama...