Oh divina majestad habiendo decidido no rendirte en redimir al genero humano decidiste enviarnos a tu unico Hijo para salvarnos, que en este dia, donde conmemoramos su nacimiento en la tierra podamos permitenos abrirnos de mente y corazon para que tambien nazca en nuestro corazon y asi podamos no solo ser salvos, sino santos y templos del Espiritu Santo.
Amen