El Señor Dios se ha acordado de su misericordia…

Gracias Padre, porque nos envias a tu Salvador a redimir a las almas perdidas.
Gracias porque a travez de tu unigenito nos recuerdas tu misericordia que no tiene fin.
Gracias Padre porque a travez del Hijo del hombre nos abres de nuevo las puertas del cielo y nos garantizas la vida eterna.

Gracias Padre por enviarnos a Jesus!