La mayoría de los miembros de la Iglesia Católica son laicos, que tiene la misión de testimoniar y difundir el Evangelio, así como también como la vocación propia de buscar el Reino de Dios, iluminando y ordenando las realidades temporales según Dios, correspondiendo así al llamamiento a la santidad y al apostolado, dirigido a todos los bautizados. Pero aún así, también deben participar en las diversas formas de gobierno y administración de sus iglesias locales. El origen de la palabra laico viene del [[idioma griego|grimás importantes e influentes en el seno de la vida eclesial porque, desde del Concilio Vaticano II (1962-1965), ellos gozan de igualdad en relación al clero, en términos de dignidad, pero no de funciones.Desde entonces, los laicos se volvieron, por ejemplo, más activos y dinámicos en la administración de las iglesiaiocesanas]], en la catequesis, en el apostolado, en la evangelización, en la solidaridad social, entre otras áreas. , los laicos pueden dividirse en dos ego]] “Laos theon”, que significa el “Pueblo de Dios”. Antiguamente relegado a un papel secuudación de fondos, en la organización y participación de expresiones dActualmentee culto (siendo, como por ejemplo, acólitos, lectores o miembros de la cantoría) y de otras actividades parroquiales o de|católicos practicantes. Pero esta ndario por la jerarquía eclesiástica, los laicos hoy se volvieron cada vez grupos: el de los católicos no practicantes, que tiende ser cada vez mayor en los países desarrollados y occidentales; y el de los [[católico practicants, en la recaclasificación no está oficializada por la Iglesia Católica.

20121126-112429.jpg