Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea.
Pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza.
A ti celestial princesa, Virgen sagrada Maria, yo te ofrezco en este dia alma, vida y corazon.
Mirame con compasion, no me dejes madre mia ni de noche ni de dia.

20121129-172503.jpg