Balam o también conocido como Balaam es considerado uno de los 7 reyes del infierno, tiene bajo su poder a 40 legiones de demonios menores, su aspecto es muy parecido al de Asmodeo ya que al igual que este último tiene 3 cabezas humano, toro y carnero, sumado a sus ojos rojos como brazas.

Se dice que Balam cabalga sobre un enorme oso y lleva en uno de sus brazos un halcón, a diferencia de Asmodeo que solo monta sobre un león.

A este demonio se le invoca para conocer aspectos del pasado, presente y futuro del consultante, también es capaz de hacer invisible e ingenioso a los humanos, cualidades también presentes en el primer rey del infierno Baal.

En el antiguo testamento existe un personaje de nombre “Balaam”. En el libro “Números” se hace mención de el y es recordado por ser el hombre que hablo con una burra.

Números 22:28 Entonces Jehová abrió la boca al asna, la cual dijo a Balaam: ¿Qué te he hecho, que me has azotado estas tres veces?

Este personaje bíblico aparece también en la segunda epístola de Pedro y es considerado un falso profeta.

En la lengua Maya la palabra Balam significa jaguar y se relaciona directamente a 4 seres mitológicos denominados “Balames” que se ubicaban en los 4 puntos cardinales, y eran encargados de la protección de los campos, generalmente se les ofrecían sacrificios antes y después de la cosecha en forma de agradecimiento.

La jerarquía demoniaca que le confiere a Balam el título de “Rey del infierno” ha sido extraída del libro “La llave menor de Salomón” primera sección Ars Goetia (el arte de la brujería).

20121021-162241.jpg